Fish

domingo, 26 de junio de 2011

EL TRABAJO DIARIO EN EL NIVEL INICIAL

IMPORTANCIA DE LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO DIARIO EN EL NIVEL INICIAL
    Este proceso de organización del trabajo diario implica, el mantenimiento de una actitud de apertura que posibilite la valoración de una dinámica cooperativa e interactiva en un marco de respeto a la individualidad, atención a la diversidad, al tiempo que se promueven la independencia, el descubrimiento, la exploración del entorno y materiales, así como la consolidación de relaciones interpersonales.
  De ahí la necesidad de organizarnos para mantener la atención de los niños, eligiendo los medios, el tiempo y otros elementos auxiliares que nos permitan desarrollar una programación diaria donde podemos incluir acciones para el juego libre individual y en grupo.
¿Qué es la rutina?
  Es una forma de organizar el día de la manera mas adecuada posible, es una guía de orientación, no es un programa estricto.
  Es la forma de brindar al niño y niña la posibilidad de saber que pasara luego de lo que esta haciendo, creando de esta manera un clima de seguridad y confianza al poder establecer una secuencia de los acontecimientos día a día.

¿CUALES SON LOS PERIODOS DE LA RUTINA?

LA RUTINA DIARIA EN LA REPUBLICA DOMINICANA  HACE REFERENCIA  A LOS SIGUIENTES PERIODOS:
1. Recibimiento de los niños.
2. Ceremonia de entrada.
3. Iniciación.
4. Juego-trabajo.
5. Merienda.
6. Juego al aire libre.

LAS ACTIVIDADES GRUPALES:
Literatura: cantos, cuentos, poesías, dramatizaciones, títeres.
Expresiones gráficos plástica: dibujo, pintura, modelado, recorte, pegado.
Expresión corporal y/o educación física.
Educación musical.

  El horario de actividades es uno de los instrumentos mas importantes en la interacción diaria entre la educadora o el educador y el grupo de niños y niñas.
  Este permite organizar cada momento de la labor educativa que se desarrolla tanto en el interior del aula como fuera de ella.
 
  POR LO QUE SURGEN ALGUNAS
REFLEXIONES COMO SON:
* ¿Como distribuir el tiempo?
* ¿Que hacer para que las actividades de rutina conviertan el aula y el entorno en un espacio de comunicación permanente, promotor de aprendizajes significativos?
De ahí que, el desarrollo de las actividades cotidianas deben enriquecer la vida de los niños(as) con conocimientos, fomentando diferentes hábitos higiénicos, culturales, de convivencia social, desarrollo del lenguaje oral, y juegos de movimientos.





HORARIO MATUTINO y VESPERTINO.
Grado________ educador(a)__________________________
Centro____________________________________________
HORARIO DE ACTIVIDADES.








ROL DEL EDUCADOR 
Y LA EDUCADORA 

 EN LA RUTINA DIARIA

    El trabajo constante del educador y educadora para habituar a los niños y niñas a sus labores escolares es fundamental.  Los niños y las niñas en edad Pre-Escolar pueden cumplir con una rutina.  En la familia debe haber valores y cumplimientos de un horario de vida como para el buen desarrollo, tanto físico como la educación de los niños y niñas.
  El horario debe ser organizado por el educador o la educadora, donde cualquiera de los dos debe realizar un constante trabaja para habituar a los niños y a las niñas a cumplir un horario y los guía. 
  Tanto los niños y niñas de 4 a 6 años aprenden mucho y expresan interés en el mundo que los rodea.  Estos quieren establecerse como individuos independientes de los adultos.  Frecuentemente, en esta etapa surgen los temores.  En esta etapa pueden tener dificultades relacionándose con otros niños y niñas. Las necesidades de los niños y las niñas son diferentes, según las edades.  
  Algunos niños y niñas de la misma edad, en algunos aspectos pueden ser iguales y en otros no.  Por tanto, debemos entender y respetar las diferencias en cada uno de ellos y ellas, por lo que esto les hará sentirse bien. 
  En cuanto a las rutinas para los niños y  niñas, las planificadas tienden a funcionar mejor para ellos, ya que los niños tienden a esperar cada día con alegría y entusiasmo.  

PERIODOS DE ACTIVIDADES PERMANENTES

  Las actividades permanentes son aquellas que tienen la particularidad de que se realizan en el día a día y no tienen mucha variación.
PERÍODO DE RECIBIMIENTO
  El recibimiento de los niños y niñas tienen gran importancia en la rutina, pues un encuentro afable y cordial con la educadora influye sobre manera en el estado de ánimo, la interrelación, y la entrega.
Si los niños saben que les esperan, que se sentirán bien con su llegada, tendrán deseos de ir al centro educativo.
Cristina Molina dice: “el inicio de la rutina es el periodo de libre interacción de los niños y la niñas, donde se realizan juegos de manera individual o en pequeños grupos. Se requiere la presencia de la maestra para evitar incidentes, así como la solución de conflictos.
¿Que hago?
Saludo
Verifico/chequeo
Doy aviso
Recibo información.
¿Como lo hago?
Observa su estado de ánimo.
Si el niño ha dejado de asistir salúdalo con regocijo e intégralo al grupo.
Deja que los niños interaccione libremente y se desplacen espontáneamente.
Felicita a los que están de cumpleaños con canciones, aplausos y un saludo especial.
Trata de cerca a los mas tímidos, ayúdalos a integrarse.
Llama a cada niño o niña por su nombre.

¿Con que?
Con la ambientación de los espacios exteriores e interiores.
Con títeres, cintas, banderas, distintivos y otros recursos.
Con mensajes breves, cantos, adivinanzas entre otros.

Aprendizajes y capacidades que se promueven

Formación de hábitos de cortesía e higiene.
Utilización de la lengua para relacionarse socialmente.
Integración con autonomía en las diferentes dependencias del centro.
Respeto hacia las normas de convivencia del centro, dentro y fuera del aula.
Acogida y respeto hacia las personas que interactúan en el centro.
Interrelación espontanea con otro niños y niñas.
Búsquedas de soluciones a las dificultades que se presentan.
Actitudes favorables frente al centro educativo.
Autoestima elevada al sentirse reconocido como un ser unico, valioso e importante.


PERÍODO CEREMONIA DE ENTRADA 

¿QUE HAGO? 
vOrganizo la fila.
vIzo la bandera.
vDigo un pensamiento.
vHago una oración.
vDoy avisos.

¿CÒMO LO HAGO?


Coordinado con la dirección del Centro Educativo y/o los Consejos de cursos, a fin de que le den participación a los niños y las niñas para izar la bandera. Ellos pueden traerla de la dirección, y agarrarla cuando se va a subir.
Motivando a los niños para que digan una poesía, un pensamiento alusivo a la bandera o la patria, o que canten el himno.
Formando la fila de entrada.
Haciendo peticiones y dando avisos.
Recordando a los niños en el momento del recibimiento, sus responsabilidades en la ceremonia de entrada.


¿CON QUE O QUIENES? 
Con los niños de otros cursos, para que se integren a los pequeños.
Con canciones, poesías, pensamientos alusivos a la patria, héroes y símbolos.
Con cronograma de turnos elaborados conjuntamente con los niños, para su participación en la ceremonia de entrada (quien sube la bandera, quien anuncia o da aviso).
PERIODO DE INICIACIÓN 


Es el punto de partida para el desarrollo de las distintas actividades del día, se inicia el intercambio más cercano entre la educadora y el grupo. 

¿QUE HAGO?
vIntercambio de saludos.
vPase de asistencia.
vActualización de la fecha del      calendario.
vObservación del estado del tiempo.
vFelicitaciones de cumpleaños.


¿CÓMO LO HAGO?  
vIntercambiando saludos con los niños y las niñas y los adultos o visitantes. Manifiesta cómo te sientes, así te conocerán mejor.
vUtiliza el cartel de asistencia para que se pongan presentes.
vAsignando la responsabilidad por día para que los niños y las niñas actualicen l calendario y colocar en el registro de asistencia la fecha correspondiente.
vObservando cómo está el tiempo. Si es posible, sal con los niños y niñas al patio para que vean cómo está el día. ¿Sienten frió? ¿Calor?
vFelicitando a los que están de cumpleaños, que canten, digan poesía, cualquier actividad que los niños y las niñas decidan ofrecen en su nombre. (Hacerle un dibujo, darle un beso a los festejados.
vCon la naturaleza, medio circundante.
vCon diálogos, conversatorios.
vCon láminas
vCon el cartel del tiempo, de asistencia, de cumpleaños.
vCon radio/grabador (si es posible).

Periodo de merienda, juego libre y despedida

  Este es un momento de la rutina diaria fundamental para la formación de adecuados hábitos nutricionales, de salud y sociales, ya que permite realizar de manera concreta prácticas que benefician la autonomía y la cooperación entre los niños y las niñas. La educadora debe restar atención a las reglas de higiene acordadas antes y después de tomar la merienda, tanto con relación al niño y la niña, como a los alimentos y al espacio dispuesto para estos fines".

¿Qué hago?
Se avisa a los niños y niñas de turno.
Se lavan las manos antes y después de la merienda.
Se sirve la merienda
Se recoge el aula, después de la merienda.

¿Cómo lo hago?
Conversa con los padres/madres y familiares sobre la importancia de la merienda en relación al contenido y la organización de la misma. Dale algunos sugerencias, acerca de que comprar: frutas, jugos que no se dañen y que no contengan ingredientes artificiales.
Sugerir a padres / madres que compren a cada niño/niña sus utensilios (plato, vaso...), y que compren entre todos manteles plásticos. Esto te ayudará a organizar mejor el período de la merienda y a realizar algunas experiencias alimenticias con los niños y las niñas.
Si reciben el desayuno escolar, no importa que los padres/madres/ familiares envíen su merienda: Esto permitirá que sea más variada y con una presentación diferente al combinar lo que traen los niños y niñas, con el desayuno que reciben.
Te recomendamos hacer una rotación de los niños y las niñas ayudantes, cada dos días o semanalmente.

¿Con qué?
Con la participación de !os niño'. y niñas, padres/madres, familiares (en el aula y al aire libre).
Con el desayuno escolar y meriendas que traen los niños,
Aprovechando el huerto escolar, las cosechas de verduras, lechuga. puerro, otros.

Aprendizajes/ capacidades que se promueven
 
Los hábitos alimenticios, de orden e higiene.
La responsabilidad creciente, asumiendo tareas relacionadas con el Centro Educativo y con el hogar.
El cuidado de sus pertenencias, de los demás y del Centro.
La actitud de servicios y solidaridad con sus compañeros (as), y otros miembros del Centro Educativo.
Manejarse en las relaciones con los y las demás.
Los hábitos de preservación de ambiente (limpieza del salón, depósitos de desperdicios en el zafacón).
Asumen normas de convivencia social (no se habla con la boca llena, cómo comportarse en la mesa...)
Valoran hábitos alimenticios equilibrados y de higiene personal, vinculados a la alimentación y necesarios para la buena salud.
Valoran el trabajo, comparten y cumplen tareas y responsabilidades.
Valoran la importancia y aporte de cada alimento.
Comparten y respetan el gusto de los demás.

Período: Actividades y/o juegos al aire libre
  El entorno del patio de recreo se puede preparar de modo que estimule el interés por la naturaleza, los juegos espontáneos y otras actividades que permitan al niño y la niña usar su imaginación, fantasía y creatividad.
 
¿Qué hago?
Organiza a los niños y niñas para salir al patio.
Orienta y participa en diversos juegos.
Vigila los juegos espontáneos de los niños y niñas.
Organiza el siguiente período, sea al aire libre y/o en el aula.

¿Cómo lo hago?
Conversando con la dirección de Centro para que se delimite un espacio en el patio, donde los pequeños puedan realizar su recreo.
Con la participación de los padres/madres, cambia la disposición del material del patio para que mantengan el interés en los niños y niñas.
Puedes organizar las experiencias con agua, los niños y niñas la disfrutan plenamente al aire libre, por ejemplo: En los baldes plásticos podrán nadar barcos, flotar objetos. También se puede organizar un día de manguera, si no hay agua podría ser con la cubeta. Igual lo disfrutarán.
Te sugerimos brindarles la oportunidad a los niños y las niñas para limpiar el área, mojar las plantas, quitar las hojas secas remover la tierra.
Presta atención a los niños y niñas, que no se han animado a jugar, ayúdalos a integrarse o a organizar un juego.
Trata de evitar accidentes y orienta, si es necesario, la solución de los conflictos.
Participa en los juegos, proporciona la interacción.

¿Con qué?
  Con la organización del área del patio. La guía ¿Cómo elaborar material didáctico con recursos del medio?, te ofrece algunas sugerencias sobre cómo ambientar el espacio exterior y Con juegos tradicionales, de rondas, canciones.
 
Aprendizajes/capacidades que se promueven
La socialización y el juego en grupo.
La cooperación, o independencia.
El equilibrio y la utilización de las posibilidades de su cuerpo (saltar, correr, trepar...)
Dar rienda suelta a su imaginación creativa.
Satisfacción de sus necesidades físicas, emocionales y sociales.
Enriquecimiento de la imaginación y contribución a la adecuada canalización de la energía.
Intercambia ideas, vivencias y precisa el contenido del juego.
Expresión de los sentimientos hacia sí mismo y los demás (alegría, tristeza).
El desplazamiento en diferentes direcciones, espacios, objetos, (troncos, gomas, sube y baja, dobla, sigue líneas, cursos...).
La apreciación de distancias: cerca/lejos, juntos/separados.
La experimentación con los sentidos: olor, sonidos, temperatura, textura.
La movilización del cuerpo en diferentes velocidades (rápido, lento...)

Periodo: Despedida
  Es el momento de manifestarles a los niños y las niñas qué bien nos sentimos con su presencia. Una despedida cordial, afable e interactiva, contribuye para que se mantenga el deseo de los niños y niñas en llegar de nuevo al Centro.
  ¿Qué hago?
Avisa el término del día.
Evalúa la rutina del día.
Recoge el aula y las pertenencias.
Da asignaciones, circulares, avisos y mensajes.
Despide a los niños y niñas, entregándolos (ase al padre/madre y/o tutor (a) responsable.
  ¿Cómo lo hago?
Avisando a los niños y niñas que ya se acerca el tiempo de terminar; puedes usar un reloj de arena para que, con la marca del tiempo los niños y niñas organicen el aula.
Orientándoles para que recojan sus pertenencias; mientras recogen, haz un breve recuento a través de preguntas acerca de: ¿cómo pasaron el día?, ¿qué fue lo que más les gusto?, ¿qué les contarán a sus hermanos, padre, madre...?
Recordándoles sus responsabilidades (los que están de turno para la ceremonia de entrada, organización de la merienda, entre otros).
Entregándoles los avisos, informaciones y asignaciones que deban traer. En caso de que los niños y niñas deban traer alguna encomienda, es importante recordárselo a sus familiares o tutores.

¿Con qué?
Con conservatorio, diálogo con los niños y niñas.
Con el reloj de arena.
Con canciones, poesías y juegos agradables para despedir la jornada.
Con mensajes dirigidos a padres/madres o tutores.

Aprendizajes/capacidades que se promueven
 
Formación de hábitos de cortesía, orden e higiene.
Relatan situaciones pasadas.
Manifiestan puntualmente hábitos de responsabilidad, servicio, en sus relaciones con los demás.
Desarrollan relaciones de afectos en la interacción con los demás.
Satisfacción
Registran los acuerdos, comentan y emiten opiniones.

Periodo juego –trabajo
  El juego – trabajo puede definirse, según Susana  galerín,  como un momento dentro del periodo de tareas  en el jardín donde  se conocen distintas  actividades creadoras en  forma individual o en pequeños  grupos.
  Jugar es la principal actividad del niño y la niña.
  Es  un periodo variado y especial atractivo para los niños y las niñas. Muchas veces los  adultos minimizamos y relegamos la importancia y el valor que tiene el juego en la vida de los humanos, y de manera especial en los niños y las niñas.
  El juego – trabajo, como todo periodo educativo, requiere de una organización y preparación, por lo que  además del espacio debemos tener pendiente que para su   concreción, cuatro momentos:
ümomento planeación.
ümomento desarrollo.
ümomento orden.
ümomento evaluación.

  Zona de juegos  es la adecuación de lo espacios físicos donde  se organizan los materiales con determinados criterios, que permitan conjugar lo placentero del juego con la intencional del trabajo,  entre los que se encuentran las siguientes  áreas:
üÁrea de artes pláticas.
üÁrea de ciencias.
üÁrea de construcciones.
üÁrea de dramatizaciones.
üÁrea de madurez intelectual y motora.
üÁrea  de biblioteca.
üÁrea de carpintería.
üPileta de agua.
üEl área de la patria o rincón patriótico.


¿Qué hago?
üPlanifico con los niños y las niñas  su selección  y distribución en las zonas de juego.
üDoy seguimiento al juego-trabajo de los niños  y las niñas en las distintas zonas.
üDoy seguimiento a los  niños/niñas en la organización de los materiales al término del juego-trabajo.
üEvalúo el desarrollo del periodo juego-trabajo.


¿Cómo lo hago?
üDistribuye los materiales de juego en la zona.
üAyuda a los niños  y niñas en la identificación de las zonas de juegos.
üFormular preguntas y sugerencias que posibiliten estructurar el plan o proyecto de trabajo de los niños y las niñas   en sus diferentes momentos.
üPuedes esperar y observar algunas variantes que les permitan enriquecer el plan.
üFamiliariza a los niños y niñas con las diferentes zonas de juego/trabajo.
üPasa por las diferentes zonas de juegos para ayudar.
üAyuda a conformar los grupos.
üRespeta la elección que hacen los niños y las niñas.
üConversa con los niños y las niñas sobre lo que piensan hacer.
üSer amable con los niños y las niñas.
üAvisa  a los niños y las niñas cuando esta el momento de finalizar.
üPreocuparte por cada uno en particular.
üManifiesta actitud de respeto, apoyo, con cada unos de los niños y niñas.


¿Con que?
ücon las zonas  de juego exterior y interior.
üvariedad de materiales y recursos.
ücon  señalizaciones como láminas, figuras y letreros que orienten a los niños y niñas.


Aprendizaje / capacidades
que se  promueven

üEl desarrollo pleno, integral y armonioso del niño y la niña.
üLa satisfacción de u necesidades física, emociónales y sociales.
üUn caudal extraordinario de alegría y experiencia plenas  de los niños y las niñas.
üLa socialización.
üLa adquisición de conocimientos e ideas  sobre  el trabajo de los adultos.
üCrean un estado de ánimo.
üPonen en práctica su memoria.
üAprenden hábitos sociales.
üFavorecen el autoconocimiento, fortalecimiento y su autonomía.
üAumentan la capacidad de comunicación fortaleciendo el desarrollo de la expresión.
üAyudan a desarrollar una buena autoimagen.
üIntercambian experiencia con los niños y las niñas de su edad.
üFomentan la curiosidad para explorar, examinar y descubrir.

1 comentario: